lunes, 4 de febrero de 2013

Lijas Micro Mesh: mi opinión (post laaaargo)

Hace unas semanas, tras recibir un pedido que incluía bastantes piezas que había que lijar, me decidí a probar las ya famosas Micro Mesh. Para los que no están muy puestos en el tema, diré que las Micro Mesh son unas lijas que pueden usarse tanto en seco como en agua y su mayor atractivo es que son de tela, lo cual permite que se puedan lavar en la lavadora y recuperarse tras haber lijado.
Pues bien, tras haberlas probado en muchas piezas, tengo que reconocer que no me convencen. (Tachánnn, aquí es donde todo el mundo empieza a tirarme piedras y a decirme que no tengo ni idea :D).

Debo reconocer que me da muchísima pereza lijar con lijas de agua y que mi único objetivo al comprar estas lijas era evitarme el lijar en mojado. El caso es que lijar en sí es un trabajo tedioso, largo... pero si además tienes que hacerlo con las manos metidas en agua se convierte en un enorme engorro. Si tienes que lijar decenas de piezas de una sentada, puedes tardar horas. Horas durante las cuales estás con las manos mojadas todo el rato. Imaginaos estar una tarde entera, de 4 a 9, lijando piezas en remojo añadiendo además que es pleno invierno y que ya tiendes a tener las manos congeladas al natural. Una tortura.
Pues bien, cuando me dijeron que "el problema del agua" desaparecía porque con las Micro Mesh se podía trabajar en seco y que el acabado era increíble, me sentí como si me hubiese tocado la lotería. TENÍAN QUE SER MÍAS.

En cuanto me llegaron hice la primera prueba en seco con la primera matrioska que salió del horno. Hice todo el proceso completo: empecé por la lija de grano más grueso y poco a poco fui pasando a las otras, hasta terminar con la lija más fina. A mitad del proceso estaba bastante contenta, pues ya se veía que la pieza empezaba a tener otro tacto y otro aspecto.
Cuando terminé de lijar, pulí como siempre con la Dremel y algunos discos de fieltro. Efectivamente la pieza brillaba bastante, pero... no más que con las lijas de agua normales.
Bueno, me dije, el brillo está bien y no tengo que tener las manos metidas en el agua ¡yupi!
Vamos a por la segunda pieza:  mismo resultado.
Tercera pieza: mismo resultado.

Y así hasta la quinta o sexta pieza. Ahí ya empecé a tener mis problemas, puesto que las lijas de grano más grueso empezaban a embotarse bastante y ya no lijaban como al principio. Deseé tener más lijas de grano grueso para poder seguir lijando, pero sólo había comprado un juego de lijas.
Hay que tener en cuenta que mis piezas no eran planas y necesitaban un buen lijado.
Pensé que se solucionaría lavando las lijas y así lo hice. El problema es que por mucho que las laves, después de lijar 4 o 5 piezas, necesitas lavar de nuevo y sí, las lijas mejoran con el lavado, pero no quedan como nuevas ni mucho menos. Esto no me ocurre con las lijas de agua, puesto que con un trozo del mismo tamaño puedo dejar listas muchísimas más piezas sin tener que cambiarlas. 

También hice la prueba de usar las Micro Mesh en mojado como me recomendó Isabel hace algunos post... rinden bastante más y duran más, pero si el resultado final va a ser parecido a lo que consigo con las lijas de agua y voy a tener que poner las manos en remojo de todas formas, por el precio que tienen no me compensa puesto que una lija de agua tamaño A4 me cuesta sólo 80 céntimos. 
Evidentemente si el resultado fuera muy superior a lo que conseguía con las lijas de siempre, ni me lo pensaría, pero estamos hablando del mismo resultado en el mejor de los casos.

Mi conclusión: las lijas de grano más fino de Micro Mesh duran mucho pero las gruesas hay que reponerlas con frecuencia y además rinden más en agua, así que si tú también buscas no tener que lijar en mojado, creo que no son una opción.

Tal vez una combinación de ambos tipos de lija sea lo ideal, pero eso aún no lo he probado.

Por supuesto, esta ha sido mi experiencia y no dudo de que otras personas, en otras condiciones, usándolas de otra manera y en otras piezas, logren un resultado muy superior y estén encantadas con ellas. Pero por mis necesidades y los resultados obtenidos, no las volvería a comprar.

---------------------------------------------------------------------------------------------------

Para comprar cualquiera de mis productos puedes visitar mi tienda on-line: http://www.artesanio.com/claudia-raffa-bisuteria-artesanal Puedes pagar por Paypal o tarjeta, ingreso en cuenta, transferencia o contrareembolso.
Si no encuentras el producto que buscas, tienes dudas o prefieres contactar directamente conmigo, puedes escribirme a: claudiaraffa@gmail.com.

4 comentarios :

  1. Hola guapa!
    Pues yo opino lo mismo, he probado las micro mesh sin agua y no me gusta el resultado, sobre todo si buscan un buen brillo como cuando haces un mica shift . Lo que a mi me pasaba es que al no usar agua, se me rayaban las piezas, vamos peor que no conseguir el brillo deseado.Así que lo que terminé haciendo es usarlas con agua, vamos que no sirven para lo que prometen.
    No he encontrado nada para mejorar el tema del lijado, ya sea rapidez, o no tener que estar liada con el agua.

    ResponderEliminar
  2. Has dado en el clavo nena! no se consigue el mismo resultado ni queriendo además de que cuando llevas tres o cuatro piezas las tienes que volver a lavar ........... por eso el otro día decidí volver a lijar las mariposas con lijas de toda la vida, si, es un coñazo, es tedioso, y te puedes tirar toda un dia lijando si pretendes un buen resultado ........... perooooo ni punto de comparación, lo UNICO bueno que le veía es que te podias quitar el tema de estar con las manos mojadas, pero por lo demas a mi tampoco me gustan nadaaaa de nadaaaa ............ En fin guapi, me pongo a currar que ya va siendo hora!! ;) Bscossss

    ResponderEliminar
  3. Aunque ya lo había puesto en tu facebook lo pongo aquí también si no te molesta ;-)

    Siento no estar de acuerdo en esta ocasión
    Llevo años usando las Mircro-Mesh ( mucho antes de tener la tienda) y a mi siempre me ha dado muy buen resultado, de hecho aun conservo y uso las primeras que me compré aunque las dos primeras ya están muy viejitas las pobres. También os digo que yo siempre las he usado con agua por varias razones entre ellas creo que me facilitan más el trabajo ( aunque es un tostón acabar con los dedos arrugados jeje ) y luego que el polvito que suelta cuando se lija una pieza se queda casi todo en el agua evitando así tener que respirarlo más de la cuenta .
    Al ser de telas también te permiten llegar a lijar con más facilidad según que zonas y cuando las lavas quedan bien pero nunca como nuevas.
    También os digo que las de papel también van genial yo suelo usar las de 320 y 400 cuando quiero quitar zonas que estan peor.

    Os confieso que conozco a personas que no le gustan y creo que eso va en función de la forma que tengan de trabajar

    Un besoooooooote!

    ResponderEliminar
  4. Yo tengo que lidiar con estilograficas de celuloide mucho más delicao y necesito lijas de grano 2000, no queda otra que micromesh

    ResponderEliminar

¿Tienes algo que decir? :-)

Follow this blog with bloglovin

Follow on Bloglovin