miércoles, 29 de agosto de 2012

Operación: ordenar el taller (o cómo dejar de acumular cosas).

No sé si es cosa mía o le pasa a todas las personas que se dedican a estos menesteres "artesanales"... sospecho que tengo un leve síndrome de Diógenes en desarollo.

Y es que ¿quién no ha visto la cantidad de tutoriales tipo "hazlo tú mismo" que invaden internet sobre el reciclaje de cualquier tipo de material/envase/tela/ropa/etc.? Es así como, en casa, cuando hay algo potencialmente reciclable (que hoy en día puede ser CUALQUIER COSA) acaba en el taller.

Así me encuentro con una dispar colección de trozos de camisa, cinturones, botes y botecitos, cartoncitos bonitos, papeles de regalo (usados of course), todo tipo de pegamentos y pinturas (aunque no tengan nada que ver con las manualidades) todo tipo de herramientas por si valen para la arcilla polimérica. Todo tipo de cosas que tengan textura (hoy casi me llevo al taller el único cenicero que hay en esta casa, para los invitados, porque es de cristal de esos con el "culo" en relieve), todo tipo de contenedor para meter todas estas cosas que voy recogiendo...

Así que cuando Alberto me pregunta: ¿Esto te puede servir para algo? sé de sobra que puede estar refiriéndose a cualquier cosa y él sabe de sobra que me lanzaré cual hurraca sobre un objeto brillante y que la respuesta será: A lo mejor lo uso para hacer "nosequé".

Y por supuesto puede que ese "nosequé" llegue a buen puerto, pero lo más probable es que no y las cosas se van acumulando.
No nos engañemos: por más tiempo libre que tenga, jamás daré abasto para hacer todo lo que pretendo con tanto cachibache reciclado.

Hoy hago limpieza en el taller, caiga quién caiga... los trastos que no sea capaz de reciclar en dos días se irán a la basura ¡lo juro!

Y como cada vez que quiero organizar mis ideas en el taller, me he dado una vuelta por internet para inspirarme...

Sacado de AQUÍ

Sacado de AQUÍ
Ay... qué daría yo por ser una personita ordenada...


16 comentarios :

  1. Hola!!
    A mi me passa lo mismo, sobretodo con la ropa! Cada vez que me pongo a "tirar" ropa que ya no uso... 3/4 partes van a parar a la caja de "con esto voy a hacer, un cojin, bolsito, mobil, funda,..." y alli esta casi toda!

    Animos! yo tambien querria tener uno de esos talleres superordenadosyorganizados que veo por los blogs i pinterest.

    Un beso!!

    Àngels :: BlauCel*

    ResponderEliminar
  2. Como molan los botecitos de cristal pegados a la estantería!! es una idea genial :).

    Venga¡¡¡ que hay que ser ordenada!!! (lo dice la persona más desordenada del universo xD)

    pompitasjabonosas.blogspot.com.es

    ResponderEliminar
  3. Ojalá pudiera tener las cosas bien ordenadas!!! mi ilusión es tener un espacio para mi, pero me he de conformar con la cocina, o sea que monta, desmonta y guarda como puedas. Besos

    ResponderEliminar
  4. Angels, me consuela no ser la única, se ve que al final es algo que nos acomuna a todas las personas creativas :) Un besote!

    María: A mí también me han encantado... pero seguro que yo jamás los tendría enroscados en las tapas que van pegadas a las estanterías, los tendría siempre desperdigados por la mesa :D

    MªReyes: cómo te comprendo... yo estuve una larga temporada como tú, pero peor, porque no podía trastear en la cocina y tenía que hacerlo en el salón. Te puedes imaginar el show de crear y tener que andar con el máximo cuidado para no cargarme los muebles, más los paseitos por el pasillo para meter y sacar cosas del horno de la cocina, un numerito!

    ResponderEliminar
  5. Hola, soy Marina Rodriguez del baul de cleo.Gracias por seguirme en mi blog.
    Es una buena idea lo de los botes.Que maravilla, asi sí que se tienen las cosas ordenadas.

    ResponderEliminar
  6. te entiendo perfectamente yo soy un deseorden andante, por cierto si tienes herramientas o cosas para el fimo, cortadores, etc, no los tires ¡mándamelos! jejeje

    ResponderEliminar
  7. Ains, como te entiendo, jajaja....yo tengo que hacer ahora limpieza para prepararme para la época otoñal. Besos y sé fuerte, jaja

    ResponderEliminar
  8. ahhh! Me he reido con tu post, me he sentido completamente identificada sobre todo con la pregunta de: "¿Esto te puede servir para algo?", mi marido se llama Alberto y la formula con frecuencia... jaja.

    ResponderEliminar
  9. si no somos unicas desgraciadamente nos pasa a todas somos "Diogenesicas" jajaja bien venida a mi blog

    ResponderEliminar
  10. Creo que estamos totalmente solidarizadas e identificadas contigo. El otro día estaba en la calle y uno de mis hijos me enseña medio pasador de pelo, medio porque estaba roto, se entiende. Me lo da y dice esto te vale ¿verdad? Y yo, "tira eso, que lo del suelo no se coge". Él me mira con sus ojitos brillantes y me dice: "Pero tiene una textura muy chula para la arcilla", y lo peor es que era cierto y le tuve que dejar que lo metiera en su mochila... Estamos enfermos jajaja.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  11. A mi tb me suena mucho esa preguntita, aunque mi costillo aun no es marido, es novio, me la hace con frecuencia... Yo estoy pensando en la semana q viene hacer limpieza, haré un esfuerzo xq al final siempre pienso: " seguro que si lo tiro, lo necesito..."
    Yo tb quiero uno de esos talleres.... Se hará lo que se pueda...

    ResponderEliminar
  12. Yo estoy en tu misma fase, la de "y esto dónde lo guardo?" ¿En la caja de texturas, de cortadores, de "por si acaso, por si las moscas", o me lo llevo al pueblo para ver si me sirve para reciclar una lámpara o una mesita de noche? Ja,ja,ja. Si el cuerpo me fuera al ritmo de la cabeza ... Hace unos meses que la hija que quedaba en casa se casó así que su cuarto está ahora invadido por todo mi trasterío. Durante años he estado acumulando ideas para ver qué podría hacer cuando llegase esta época, y espero que este invierno me decida a hacer algo. Te paso mi Picasa donde tengo montones de ideas de habitaciones o mesas de trabajo, cualquier cosa que me inspire. Espero que te sirva de ayuda.
    https://picasaweb.google.com/101497389499960638856/DECOESPACIOSDETRABAJO

    ResponderEliminar
  13. Hola Claudia, a mí también me gustaría ser ordenada. De momento lo que estoy haciendo es NO COMPRAR material a menos que sea absolutamente necesario para algo que esté haciendo. Ya tengo mis dos mesas de trabajo llenas de cosas y tengo que marcharme a la mesa del comedor para poder trabajar, menos mal que comemos en la cocina.
    Espero antes de fin de año, ¡que ilusa soy! tener todo ordenado.
    Saludos,

    ResponderEliminar
  14. Jajajaja
    Que historia tan bonita, me he sentido identificada.
    Saludos

    ResponderEliminar
  15. Chicas, ya no me siento tan sola en mi "Diógenes". Como sigamos así, dentro de poco organizaremos intercambios de material potencialmente reciclable!

    Mariana: gracias a ti por pasarte por aquí!
    Luna encaprichada: te mantendré informada, jeje
    Dmilcolores: vamos a por esa nueva temporada con el taller limpito!
    Inuquita: cómo nos conocen estos "Albertos", :D
    En-rhed-ando: Gracias y bienvenida a ti también!
    Isabel: los niños qué ojo tienen. Pues nada, a desinfectarlo y a hacer cosas bonitas, jaja
    Laura: lo importante es intentarlo!
    Cositas nuestras: Pues ahora a aprovechar el espacio y el tiempo, jeje. Muchas gracias por el enlace, lo he ojeado y estoy babeando, qué suerte y buen gusto tienen algunas. Seguro que sacamos alguna idea para nuestro rinconcito :)
    Lola: es verdad, lo de comprar material a lo loco también es algo que hay que intentar evitar, sobre todo ahora que no está el horno para muchos bollos.
    Las cosicas de la Elena: Bienvenida al club, ;-)

    Un mega abrazo a todas, me ha encantado leer vuestras historias.

    ResponderEliminar
  16. Ufff el orden... ese es mi mayor reto, y Diógenes como de la familia ;)
    Yo tengo tantos trastos que es imposible organizarlos en esta vida.
    Felicidades por el después de tu rinconcito de trabajo, espero que dure así!

    ResponderEliminar

¿Tienes algo que decir? :-)

Follow this blog with bloglovin

Follow on Bloglovin